Qué es el Feng Shui

Al contrario de lo que puedes leer en muchas revistas, el Feng Shui no es poner en ciertos sitios algún objeto de decoración para conseguir suerte en el amor, fortuna o una buena carrera. En los medios y en algunos libros se escribe de una manera muy simplificada que sólo hace aumentar la superstición y esto tampoco tiene nada que ver con el Feng Shui clásico o tradicional.

Feng Shui es, más bien, la relación entre ti y tu entorno personal y laboral, y cómo éste influye en tu vida y tu bienestar.

El Feng Shui es el arte de habitar y es, además, una de las maneras más directas de poder influir cada uno en sus propias circunstancias.

Mejorar las calidades de tu entorno puede mejorar todos aspectos de tu vida. El objetivo es entender el flujo de las energías en tu entorno para ver el impacto en tu vida y guiarlas a tu favor.

De dónde viene el Feng Shui

 

Nuestros espacios vitales y laborales tienen diferentes “calidades” energéticas. Hay sitios donde no nos sentimos a gusto, nos hacen sentir mal y hasta nos pueden enfermar, igual que al revés. Muchas veces no nos damos cuenta a primera vista y no somos conscientes de cómo influyen las energías, negativa o positivamente, en nosotros.

Feng Shui es una antigua ciencia china que existe desde hace miles de años. Traducido al castellano significa “viento y agua”, y representa el flujo de energía dentro de nuestros hogares, casas y oficinas.

Nos enseña cómo encontrar este flujo de energías en nuestro entorno, como manejarlas y aprovechar sus calidades dando nos unas pautas practicas, sistemas matemáticas y reglas. De esta manera tenemos, todos nosotros, la posibilidad de influir activamente para mejorar nuestro futuro.

¿Cómo saber si necesitas Feng Shui?

Hay muchos signos indicadores de que algo anda mal en un determinado ambiente:

  • No te sientes bien en tu casa, duermes mal, o te pasan pequeños accidentes muy a menudo en una habitación concreta.
  • Tu hijo ha bajado el rendimiento escolar desde que cambiasteis la habitación, u os mudasteis de casa.
  • Tú mismo/a rindes menos en tu mesa de trabajo.
  • Desde que estás en esa vivienda, pareces enlazar una larga racha de mala suerte, en la que ningún proyecto fructifica, y cada dos por tres surge algún problema. Incluso vuestra relación de pareja y familiar se ve afectada.
  • Lo mismo en el trabajo: poca productividad, poca eficacia y proactividad, dificultades y conflictos entre los trabajadores, poca suerte con los clientes, pérdida de dinero y de volumen de negocio…

En todos estos casos, aunque siempre existen factores externos o humanos, necesitarás del Feng Shui para mejorar las cosas.

 

¿En qué te va a ayudar el Feng Shui?

Para cada uno de estos escenarios, y cualquier otro, puedo hacer, con la ayuda del Feng Shui, un proyecto personalizado para mejorar la situación. La idea es encontrar junto a ti la mejor solución para tu proyecto.

Estas son sólo algunos de los beneficios y consecuencias positivas:

En el ámbito personal:

  • Mejorarás y estabilizarás tu salud
  • Potenciarás un sueño agradable y recreativo
  • Influirás de manera positiva en los problemas de amor o de pareja
  • Armonizarás la convivencia familiar

En el ámbito profesional:

  • Crearás condiciones favorables para convertir los propósitos en éxitos
  • Incrementarás tus ventas
  • Disminuirás conflictos en tu empresa
  • Crearás un ambiente de trabajo que resulte agradable y favorable para el equipo
  • Mejorarás, por tanto, el trabajo y rendimiento de ese equipo

Así que tanto si eres un particular, como una empresa, contáctame para una asesoría de Feng Shui. Estudiaré el entorno y las personas que lo habitan, analizaré las energías del ambiente, y trazaré los cambios y modificaciones que le darán un vuelco definitivo a tu vida.